jueves, 15 de septiembre de 2011

¿QUE SE ENTIENDE POR HIPNOSIS?

A lo largo de la historia  de la hipnosis se la ha definido de varias formas: desde un estado de sueño artificial hasta un estado de trance natural, o patológico, según las diferentes escuelas y perspectivas. Como ocurre en cualquier concepto en psicología es difícil encontrar una definición clara y universalmente aceptada de la hipnosis.
       Según la American Psychological Association  (APA):
La inducción hipnótica es una sugestión, externa y amplia, para usar la propia imaginación, que se da al comienzo y que puede incluir mayores detalles de la introducción. Se usa un procedimiento hipnótico para fomentar y evaluar respuestas a las sugestiones. Al usar la hipnosis, una persona (sujeto) es guiada por otra (hipnotizador) para que responda a las sugestiones de cambios en la experiencia subjetiva, alteraciones en la percepción, sensación, emoción, pensamiento o conducta. Las personas pueden aprender también autohipnosis, que es el acto de administrar procedimientos hipnóticos a uno mismo. (2004).

ALGUNOS MITOS SOBRE LA HIPONOSIS  (A. Capafons)
MITO 1- La hipnosis no pertenece al campo de la psicología científica. Quienes la practican suelen ser charlatanes, curanderos u hombres del espectáculo. Las personas que mejoran con ella son crédulos, ignorantes y “dependientes”.
MITO 2- La hipnosis puede dejar a la persona “enganchada” en un trance, de forma que, al no poder “salir del estado hipnótico”, quedaría mermada en su volición o devendría en un demente.
MITO 3- La hipnosis puede explicitar o agravar psicopatologías “latentes” de la persona. Incluso puede desarrollar alteraciones psíquicas en los individuos sanos. Los individuos con problemas psicopatológicos pueden empeorar con la hipnosis.
MITO 4- La hipnosis provoca un “estado” similar al del sueño en el que la persona muestra unas características especiales. Si no se alcanzan tales características, la persona no está hipnotizada. Solo se puede estar en esa situación especial si se ha recibido un método de inducción hipnótica.
MITO 5- La hipnosis elimina y anula el control voluntario de la persona. Ésta deviene en un autómata en manos del hipnotizador, por lo que puede cometer actos delictivos, antisociales, inmorales o que le llevan al ridículo social.
MITO 6- La hipnosis  provoca reacciones inusuales, excepcionales y casi mágicas en las personas.
MITO 7- La hipnosis es una terapia (hipnoterapia) sumamente útil, rápida y eficaz, que no exige ningún esfuerzo por parte del cliente para cambiar de comportamiento. Solo las personas muy susceptibles, sin embargo, pueden beneficiarse de ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada